miércoles, 20 de febrero de 2008

La vida en teclas

Las letras en el teclad me desafian a escribir algo. Les respondo con decisión y sentido de propósito. No levanto la vista de las teclas, nisiquiera por un segunndo, los errores que fueron cometidos van a quedar sin corregir. Un poco como la vida creo, uno se concenntra en las acciones y en lo que dice sin mirar a la pantalla, el resultado de lo que hicimos se refleja allí. Si tan solo tuviéramos un corrector de gramática para la vida, que facil seria presionar ese F7.
De reojo veo las palabras subrayadas co rojo pero continúo escribiendo, en la vida no puede uno volver atrás a agregar esa “r” o borrar esa “s” de mas.
Impresionante como comenzar a escribir con la mente en blanco puede llegar a convertirse en un texto semi coherente con una cierta idea del tema a desarrollar.

4 comentarios:

miga dijo...

no podría vivir en el mundo de los blogs sin esas teclas ^^ blackspace, suprimir, f7, o cualquier tecla correctora. y ojalá.. ojalá existiera un corrector o un delete en la vida ...

igual me conformo con el reloj de bernardo ¿? (veías esa serie?)

jajaja, un beso!

Facundo dijo...

NAAAAAH, Bernardo y su reloj. Siempre pensé que sería genial tener ese reloj, la infinidad de ventajas y posibilidades de ese reloj lo hace uno de mis objetos más preciados, aunque claro, imposible de obtener. Che, a mí me gusta más que el anterior, y no es un intento por arreglar el "Me suena a Mambrú", va enserio.

Hogenheim dijo...

Aguante Bernardo y su reloj, es una version pequeña y britanica de Hiro JAjajaj.

Todo bien facu con el
"Mambrú Incident" Bygones :)

Anya dijo...

me siento totalmente ignorante, no se quien es bernardo, y mucho menos saber de que reloj estan hablando. pero bueh, santo google ya me dara una respuesta.

me gusto mucho el post, parece un homenaje a la asociacion libre de ideas.

besos!