sábado, 29 de marzo de 2008

I just Called
One is moping around with a Low-Level depression and a splitting headache when you get a call.

Someone saying:


"Want to get you into my life"


.

viernes, 28 de marzo de 2008

For No One

¿No entendés que no puedo evitar ser un idiota cuando estás en la habitación?

¿No entendés que no sé ni como mirarte?

¿No entendés que me paralizás?

¿No entendés que me derretís?

¿No entendés que me frustrás?

¿No entendés que me inspirás?

¿No entendés que me revolucionás?

¿No entendés que me devastás?



¿No entendés que te quiero?

lunes, 24 de marzo de 2008

Lunes 6 AM

Todo comenzó esa mañana, se bañó, se vistió, y salió por la puerta principal. El cielo estaba algo nublado, parecía que podía llover en cualquier instante. Se apresuró abriéndose paso entre la poblada avenida que llevaba a la oficina. Las nubes comenzaban a oscurecerse y el ruido del tránsito se hacía cada vez más insoportable.

Todo comenzó esa mañana, despertó con esa sensación incierta de haber soñado. El cielo estaba algo nublado pero parecía que podía despejarse en cualquier instante. Caminó sin prisa por una calle desierta sin preocuparse por su rumbo. Las nubes comenzaban a disiparse y el silencio de la mañana era relajante.

Las primeras gotas empezaron a caer arruinando el peinado que tan meticulosamente había construido. Meditó, mientras esperaba el cambio de la luz del semáforo, sobre las posibles repercusiones de llegar tarde al trabajo. Cada exasperante segundo se apilaba sobre el anterior y, antes de que se diera cuenta, se encontraba en mitad de la avenida observando el tráfico mientras se acercaba.

Una suave brisa comenzó a soplar moviendo su cabello despeinado. Pensó en como ése era el primer día en mucho tiempo en que no estaba preocupado por el trabajo. El tiempo parecía volar y, ya nada parecía tan importante como había parecido antes. Estaba en paz.
.

lunes, 10 de marzo de 2008

Write me a Dream

Write me a lake I could skate on in winter, surround it with a forest
Small Ink Butterflies filling the air
A bridge maybe, over the lake. Wooden, old and magnificent
Thousand of trees
Paint everything with the brightest colours
All but one thing
Just one flower
Draw it with pencil
And write your name on it
.
Interlocutor #1

¿Que pasa cuando siente esa presión en el pecho?

Eso que no lo deja respirar

Toma un respiro profundo, larga el aire....nada el sentimiento no se va

¿Y si lo agarra por sorpresa? ¿Si de repente se encuentra a si mismo buscando palabras para describir esa sensación?

¿Si siente como si nada fuera importante?

Mira al vacío, siente como si nada estuviera bien

¿Puede resolver un problema que no entiende?

Pero tiene que entenderlo, ¿Cómo que "No sabe"?

Por favor, no sea ridículo, tiene que saberlo


¿Y si siente que ES ridículo? Todo él, ridículo

¿Sin sentido?, ¿sin propósito?, ¿sin utilidad?, ¿sin razón?

¿Entonces qué?

Entonces nada, siga

¿Haciendo qué?

Pues viviendo hombre, viviendo

Viviendo... ¿Así?

¿Pero es que es tan malo?

Solo por momentos... por momentos

Y bueno, ahí tiene, por momentos no está tan mal

¿Y si uno vive mas cuando no puede respirar?

¿Entonces de que se queja?





De no saber




viernes, 7 de marzo de 2008

Tips para la vida:
En vez de comprarte un perfume de 95 mangos, pasa por un Farmacity antes de la fiesta y ponete un poco de los perfumes que están para probarse (elegí el mas caro que tengan) ;)
Tip Probado el dia del cumpleaños de Facu. Llegué muy temprano y me puse a dar vueltas por ahí hasta que la ilumnación llegó.

lunes, 3 de marzo de 2008

El Hombre que sabía.


Había un hombre que sabía.

Sabía hasta tal punto que todos los otros hombres se reunían alrededor de él para admirarlo.

Era un hombre ordinario a la vista, pero este hombre sabía.

No sabía bien qué, o cómo, pero sabía y eso era sabido por la gente.

Todos los días llegaban nuevos viajantes de lugares remotos para hablar con el hombre que sabía.

Llegaban, entraban a su tienda, el hombre susurraba unas palabras en su oído, y salían.

No hablaban con nadie al salir de la tienda del hombre. Solo tomaban sus cosas y partían.

Así el hombre que sabía recibía visitas durante todo el día.

A nadie se le negaba una entrevista.

Porque el hombre sabía.



Y los años pasaron.

.

El hombre que sabía fue envejeciendo.

Y los viajantes seguían llegando, aún de todos lados, aún para saber, aún para hablar con el hombre, con el hombre que, según decían, sabía.

Y una noche el hombre que sabía miró al cielo.

Esa noche el hombre que sabía se fue a dormir.

La mañana siguiente el hombre no despertó y todos los que habían escuchado sus palabras en aquella tienda, lo supieron.

.