lunes, 15 de septiembre de 2008


son como piedritas que caen en el lago de mi alma y hacen ondas que me sacuden todo.


Pequeñas frases, pequeñas palabras.

Cosas que sabías. Cosas que preferías ignorar.

Las dicen y te imaginas una caverna, una caverna profunda con un lago azul en el fondo. Un lago profundo, obscuro pero luminoso. Hacia arriba, la única salida de la caverna, un tunel que sube, sube y sube. Por ese tunel cae, cae, caen esas cosas. Caen por ese tunel y las ves acercarse a la superficie. Rezás porque no la toquen, rezás.


Se sumergen con un golpe.

Y las ondas se mueven y se mueven.

Crecen y crecen.

Y de repente el lago azul se desborda y te inunda todo.

Y el tunel se llena, se llena y se llena.

Y el lago encuentra 2 puntos de escape.

Dos pequeñas salidas.

Muy angostas.

Al lago le cuesta salir.

Pero lo logra.


Gota a Gota.

.

1 comentario:

Anya dijo...

me dio mucha, mucha, pero demasiada tristeza.

y me hace acordar la cantidad de veces en que sentí lo mismo, hasta el punto en que prefería darme vuelta para no ver esas cosas caer, pero el lago desborda igual...


PRECIOSO texto, tomy, muy buen logrado el sentimiento.

un abrazo!!