miércoles, 15 de octubre de 2008

BAILÁ

1, 2
1, 2, 3, 4

- Asegurate que la casa este vacía

- Ponete un tema que te guste, un tema que te mueva y MOVETE


parte principal: Caderas y Hombros

cuanto mas ridículo el baile MEJORRR

Libera todas y cada una de tus celulas

Aplaudí, saltá, baila con la escoba, con la puerta con la silla, con el perro, con todo lo que escuentres a tu paso

Y bailá, bailá, bailá.


Por todas las veces que no bailaste cuando habia gente adelante, por todas las veces que no sacaste a bailar a una chica cuando te morías de ganas, por todas y cada una


BAILÁ

6 comentarios:

Hogenheim dijo...

No era la versión que quería subir pero Boomp3 decidió que me iba a joder la vida :)

perdon harry que te borre el comentario, es que tuive que borrar el post entero :S

un saludo para los que sigan pasando por aca

momo dijo...

andas re jack johnsonero últimamnente.
casi siempre baila haya o no gente en mi casa. lo que sí, no bailo con la puerta ni silla ni nada. a veces bailo sentada y canto muy feamente
la aspen me hace bailar muy seguido
y tengo ESOS temas que siemore me hacen baialr como d'yer maker, santeria,... de una forma más tranca más suave y esos otros que me hacen saltar la cabeza como "dont stop me "
o nose...
siempre están esos con los que me imagino todo un número circense/dancístico...
ahhhh, que lindo tópico, tomi
un abrazo, nos vemos

Harry dijo...

Ma' qué perdón, te podés ir bien a cagar. Forro.

Anya dijo...

siempre bailo sola en casa, es una especie de catarsis. cuando esta mi prima en casa lo hago suavecito, haciendome la graciosa, pero si estoy sola... fahh, eso si que es una buena forma de catarsis, me encanta.

un abrazo enorme tom, gracias a tu post acabo de ponerle una cara a esa musica tan linda

miga dijo...

no me sale eso bien del todo, pero debe estar bueno ^^

jaja

un beso

Luly dijo...

Es buenisimo bailar cuando estas solo en tu casa. Yo solia hacerlo mucho en mi antigua casa, era re divertido... ahora ya no lo hago, pero me diste una buena idea

Besos!

MAto la firma de Harry