jueves, 20 de mayo de 2010

De las radicales acciones del Señor Nicasio Gomez



V

El 15 de Noviembre empezó como cualquier otro día. La despertó el sol que entraba por la ventana, se levantó y siguió el olor a café hasta la cocina. Completó el ritual matutino con rapidez y se dirigió a la oficina.
La mayor parte del día transcurrió sin altercados, el grupo estaba concentrado y parecía que la entrega se terminaría a tiempo. Estaba revisando los últimos informes cuando una voz poco familiar la llamó por su nombre: "Silvia, ¿Podría robarle un minuto de su tiempo?" Extrañada le respondió al hombre: "¿Qué es lo que precisa?" El hombre guardó silencio por un momento y luego contestó: "No va tardar mucho, venga conmigo por favor".

VI. No quería dejar nada al azar, la soga podría no terminar el trabajo...

No hay comentarios.: